El antiguo corazón del Imperio Romano rebosa historia y belleza. En la "ciudad eterna", los antiguos monumentos de época romana se entremezclan con palacios barrocos y templos ornamentados.

Además, la impresionante Ciudad del Vaticano, cuna del catolicismo, tiene mucho que ofrecer. Con su fascinante historia, sus impresionantes obras de arte, su asombrosa arquitectura y la increíble basílica en su centro, hay mucho por explorar en este pequeño país dentro de la ciudad.

Consulta nuestra guía para explorar lo mejor de Roma y el Vaticano en tres días:

Día 1
Aplicación Vox City Guide, Basílica de San Pedro, Museos Vaticanos y Capilla Sixtina, Castillo de Sant’Angelo y autobús turístico Hop-On Hop-Off.

Día 2
Coliseo, Foro Romano y Palatino, Carcer Tullianum, Circo Máximo y Termas de Caracalla.

Día 3
San Juan de Letrán y Claustro y Villa Borghese.

Día 1 

Rome skyline

Por la mañana: visita el Vaticano

Aplicación Vox City Guide

Utiliza tu Omnia Card el primer día para explorar el Vaticano a fondo. Primero, recoge tu Omnia Card en uno de los tres puntos de recogida y, después, utiliza el número y código de seguridad de tu Omnia Card para solicitar acceso a la aplicación.

Tendrás todo lo que necesitas para explorar Roma al alcance de tu mano. Descubre la ciudad a tu ritmo con esta guía interactiva, que cuenta con todo tipo de información interesante y práctica, incluyendo narraciones sobre más de 100 monumentos de Roma y la Ciudad del Vaticano.

St. Peter's Basilica

Basílica de San Pedro

Esta impresionante basílica es el verdadero corazón del catolicismo. Déjate impresionar por sus enormes salas abovedadas y su atmósfera sagrada.

Podrás admirar el impresionante baldaquino de Bernini, la enorme cúpula de Bramante, las criptas donde descansan célebres personajes de la antigüedad y una gran cantidad de obras de arte barrocas y renacentistas.

¡No te la puedes perder!

Sistine Chapel

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Después, visita el interior del espectacular complejo del Vaticano. Dentro de sus muros, encontrarás casi 15 kilómetros de obras maestras, esculturas y tesoros de la Antigüedad.

Entre sus salas se encuentra además la mundialmente famosa Capilla Sixtina, una capilla del siglo XV conocida por sus increíbles frescos en el techo, obra de Miguel Ángel.

Castel Sant'Angelo

Después de comer: explora la "ciudad eterna"

Castillo de Sant'Angelo

Date un paseo por la avenida que va desde la Basílica de San Pedro hasta el Tíber. En su orilla norte, encontrarás el inconfundible Castel Sant'Angelo.

Con tu Roma Pass, podrás visitar el interior del castillo y aprenderlo todo sobre sus múltiples usos a través de sus casi 2.000 años de historia, desde mausoleo a fortaleza, pasando por prisión e incluso refugio de papas. En la actualidad, sirve de museo y alberga espectaculares artefactos, cerámicas, pinturas y armamento militar.

4-days-in-rome-bus-tour.jpg

Autobús turístico hop-on hop-off

Conoce el resto de la ciudad (y descansa las piernas un rato) uniéndote a un recorrido en autobús turístico hop-on hop-off. Cruza el puente de Sant'Angelo y súbete al autobús en una parada cercana.

A continuación, explora la ciudad a tu ritmo: sube y baja en cualquiera de las 16 paradas del recorrido, entre las que se encuentran la Piazza Navona, el Panteón, el Circo Máximo y una hermosa isla en medio del Tíber, Isola Tiberina.

Y recuerda que tu billete de autobús es válido durante 72 horas, por lo que podrás subir y bajar tantas veces como quieras durante su validez.

Haz clic aquí para ver un mapa con la ruta del autobús.

NATIONAL ROMAN MUSEUM - palazzo-altemps

Por la tarde: arte y artefactos

Museo Nacional Romano

Sumérgete de lleno en la Antigua Roma en este increíble complejo museístico con cuatro sedes dedicado a la producción artística, la comunicación escrita y la protohistoria de los pueblos del Lacio.

La última entrada al museo es a las 19:00 y está situado en el casco histórico de la ciudad, que está lleno de restaurantes y bares donde podrás cenar y tomar algo después de tu visita.

Día 2

Colosseum

Por la mañana: regresa a la Antigüedad

El Coliseo, el Foro Romano y el Palatino

El segundo día de tu viaje hay una atracción imprescindible: el Coliseo. Y para ello necesitarás tu práctico Roma Pass.  

Roma es muy fácil de recorrer a pie, con impresionantes lugares de interés y monumentos históricos a cada esquina, pero también podrás utilizar tu tarjeta de transporte para desplazarte más rápidamente entre atracciones. Tu tarjeta se puede utilizar en todos los autobuses, tranvías y metro y es muy útil para aprovechar al máximo los desplazamientos por la ciudad.

El Coliseo es una parte ineludible de cualquier viaje a Roma. Su estructura inconfundible es especialmente bella con el sol de la mañana, así que te recomendamos ir temprano para apreciarlo mejor. A continuación, adéntrate en su interior para descubrir su fascinante historia.

Construido hace más de 2.000 años, este anfiteatro albergaba espectáculos, como grandes funciones teatrales y luchas de gladiadores para más de 50.000 espectadores.

roman-forum_long-weekend.jpg


Junto al Coliseo se encuentra el Foro Romano, dominado por el Monte Palatino. Este era el centro de poder en la antigua Roma y está lleno de increíbles ruinas de edificios cívicos, estructuras religiosas y palacios.

Dentro del complejo, podrás visitar el Carcer Tullianum, los restos de una antigua prisión romana que se dice que fue el lugar donde San Pedro bautizó a sus compañeros mártires en un manantial de agua dulce.

Circo Maximo


Y si tienes tiempo, pásate por el Circo Máximo y descubre cómo era la vida en la Antigua Roma con su sistema de realidad aumentada.

Podrás disfrutar de unas gafas de realidad virtual y auriculares que simularán cómo era la vida en la antigua Roma, con representaciones realistas de la gente en su vida cotidiana, asistiendo a eventos políticos y sociales y practicando el culto en los templos. 

La visita dura solo 40 minutos y está disponible entre las 12:00 y las 15:00 de lunes a viernes.

Caracalla

Por la tarde: de relax en la Antigua Roma

Termas de Caracalla

Si aún tienes ganas de ver más ruinas, sube al autobús turístico y dirígete a las Termas de Caracalla.

Construidas en el año 216 d.C., rápidamente se convirtieron en unas de las mayores termas públicas de la ciudad, acogiendo hasta 1.600 bañistas.

Tu visita incluye una experiencia en 4D que te permitirá ver las termas tal y como eran en su momento de apogeo, una combinación perfecta entre historia antigua y tecnología contemporánea.

Día 3

Después de dos días repletos de turismo, puedes tomarte el tercer día con un poco más de calma.

St John in Lateran

Por la mañana: la iglesia del papa

San Juan de Letrán y Claustro

Necesitarás tu Omnia Card para esta visita. San Juan de Letrán es la iglesia católica más importante de Roma, más incluso que la Basílica de San Pedro.

Esta iglesia es la sede eclesiástica oficial del papa y tiene un interior espectacular a la altura de su título.

borghese-rome-for-a-week.jpg

Por la tarde: una galería con vistas

Galería Borghese

Para la última parada de tu viaje, visita los Jardines de la Villa Borghese, un gran parque en el norte de la ciudad con una villa del mismo nombre en su centro.

Este era el antiguo hogar de la eminente familia Borghese y hoy en día alberga una de las mayores colecciones privadas de arte del mundo. Adéntrate en la galería para admirar obras maestras de artistas de la talla de Caravaggio, Bernini y Botticelli, entre otros.

Una vez que hayas visto todas tus obras favoritas, relájate y desconecta en el parque que rodea el museo. Y no puedes perderte la Terrazza del Pincio si quieres disfrutar de unas vistas increíblemente hermosas de la ciudad mientras el sol se pone. ¡Es la manera perfecta de despedirte de Roma!