Roma es una ciudad fascinante, llena de cultura antigua y cuyas ruinas históricas, monumentos y museos le esperan para enseñarle su rico pasado. Para aprovechar al máximo su tiempo en Roma, hemos elaborado un itinerario sugerido para mostrarle cómo puede pasar tres días en la Ciudad Eterna y ver lo mejor de lo que ofrece Roma.

Día 1

Mañana - Basílica de San Pedro 

La Basílica de San Pedro es quizá uno de los edificios religiosos e históricos más importantes del mundo, y más aún de Roma, por lo que la visita a esta emblemática catedral es imprescindible. Su imponente arquitectura es impresionante y el interior es aún mejor con su enorme cúpula, el Baldacchino y el trono papal. Lo mejor es que puede saltarse la cola y entrar directamente y aprovechar la audioguía gratuita.

Mediodía - Capilla Sixtina y Museos Vaticanos

Ahorre hasta cuatro horas de cola con el paquete de pases para Roma y el Vaticano y entre directamente en los Museos Vaticanos. Considerados como unos de los museos más prestigiosos de su clase por la enorme magnitud de las colecciones y obras de arte expuestas, podrá ver desde bronces romanos antiguos hasta esculturas de mármol y tapices. Hay más de 15 kilómetros de arte que apreciar, así que necesitará unas cuantas horas para asimilarlo todo. No se pierda la obra maestra de Miguel Ángel, el Juicio Final, en el techo de la Capilla Sixtina antes de irse.

Tarde - Castel Sant'Angelo

A orillas del río Tíber, la antigua fortaleza de Roma, el Castillo de Sant'Angelo, también conocido como el Mausoleo de Adriano, está esperando a ser descubierta. Construido hace más de 2.000 años, ha sido testigo de numerosos acontecimientos, desde batallas hasta refugio papal y encarcelamiento de criminales, por lo que tiene una historia que contar. Pasee por sus patios y reviva la historia antigua de Roma.

Día 2

Mañana - Coliseo

El Coliseo es posiblemente el anfiteatro más famoso del mundo y ofrece una visión fascinante del mundo de las luchas de gladiadores y del entretenimiento de la Antigua Roma. Camine por los antiguos pasillos y por las gradas que habrían albergado desde la aristocracia hasta los indigentes, e imagine cómo habrían sido los espantosos juegos como espectador. Aprenda más sobre la cultura antigua de Roma en las exposiciones y, además, ¡disfrute de una entrada rápida para entrar!

Mediodía - Museo de Roma

Revise algunas de las obras de arte y esculturas olvidadas de Roma en el impresionante Museo de Roma. El barroco Palazzo Braschi, un buen ejemplo de arquitectura romana en sí mismo, celebra las "edades olvidadas", mostrando frescos, mosaicos, cerámicas y mucho más. Además, su ubicación, junto a la Plaza Navona, es difícil de superar. Pase unas horas admirando sus ricas colecciones que se remontan a la Edad Media y llegan hasta mediados del siglo XX.

Tarde - Museos Capitolinos

Si es un aficionado al arte y la escultura, diríjase a los Museos Capitolinos. Fundados en 1471, están considerados como los museos más antiguos del mundo. Un verdadero museo del pueblo, que cuenta con las primeras colecciones donadas por el Papa Sixto IV, las estatuas de bronce originales, así como la icónica Loba amamantando a Rómulo y Remo.

Día 3

Mediodía - Tour en autobús Hop-On Hop-Off

Vea los lugares de interés de Roma desde la comodidad de un recorrido en autobús hop-on hop-off y deje que el guía haga todo el trabajo. Pase por los lugares emblemáticos y obtenga una perspectiva única a lo largo del camino. Le indicarán el Coliseo, el Foro Imperial, Vittorio Emmanuele, Piazza Navona y mucho más, y podrá subir y bajar a su antojo para confeccionar su propio itinerario. Recomendamos ir a Campo di Fiori para ver los productos frescos locales.

Tarde - San Juan en la Linterna

Sede oficial del Papa, San Juan de Letrán es una visita obligada en su itinerario por Roma. Verá el estilo y la arquitectura barroca y costumbrista y el Baldacchino del siglo XIV, los claustros y la Scala Sancta (Escalera Santa) a la que miles de personas peregrinan cada año para verla. Tanto si es un visitante como un devoto, San Juan de Letrán es una visita obligada.